Portal peruano de difusión cultural
Artes Visuales Cómics Historietas Reseña de Comic / Historietas Reseñas / Críticas

Reseña: La Profecía del Armadillo

Reseña: La Profecía del Armadillo

Reseña de: Aldo Bejarano.

En la vida uno esperaría no actuar de manera imprudente a la hora de tomar decisiones. Cada quien tendría un variado menú de razones para justificar su actuar y es de suponer que ello es lo correcto. Todos tienen experiencias, conocimientos y principios individuales a emplear en busca de beneficios. Sin embargo, la principal duda al respecto radica en si el sistema de valores de la persona está preparado para tomar cualquier decisión. ¿Hasta qué punto es justificable cada acción? ¿Cómo saber si lo realizado valió la pena? y, principalmente, ¿cuál es el momento adecuado para ejecutar una decisión?

Tal ramaje de preguntas podría ser respondido, aunque no de forma exacta, por una obra llamada La profecía del Armadillo.

Conocido en su país de origen como La profezia dell’armadillo, es un cómic publicado en 2011 por Graficart, y que para el año siguiente contó con una edición a color por parte de BAO Publishing. Fue escrito y dibujado por el italiano Michele Rech, bajo su seudónimo Zerocalcare. El historietista, afamado por la serie Cortar por la línea de puntos, contaba por entonces con una larga carrera de historietas de carácter autobiográfico, político, satírico y documental.

La profecía del armadillo versa sobre Zerocalcare, un dibujante al borde de la treintena que, al enterarse de la muerte de Camille, su gran amiga de adolescencia, rememora su propia vida, además de abatirse en una saturada sucesión de reflexiones y divagaciones.

Como todo el catálogo del autor, la obra persigue un estilo narrativo similar al de una tira cómica, en el cual se suceden secuencias de viñetas con una continuidad breve. No obstante, esto no sería suficiente para un cómic de aproximadamente 140 páginas, que cuenta el modo en que Zerocalcare trata de entender el fin de la relación de antaño con su amiga fallecida, mientras apreciamos el proceso de naufragio emocional a causa del duelo. En otras historias aquello sería tratado con un tono depresivo y melancólico, pero no es el caso de La profezia dell’armadillo, gracias a sus protagonistas y al adecuado tejido de su narrativa. Zerocalcare, o simplemente Zero, es utilizado como un personaje self-insert en casi todas las obras de su autor. Despliega una personalidad que no es introvertida, pero tampoco extrovertida, sino, en todo caso, algo amargado y un tanto paranoico al enfrentar dilemas insignificantes. De esos miedos nace el segundo protagonista, el Armadillo, su amigo imaginario, clara fusión entre un armadillo antropomórfico y un pan representante de su consciencia cuestionadora, además de socorrerlo en los momentos de ansiedad, a través de consejos. Es así como Zero configura la narrativa, embalado en su tristeza e inmerso en paisajes capciosos y referencias a la cultura pop, con el fin de olvidar a Camille. Por supuesto, el fuerte recuerdo de la joven lo encamina en ocasiones hacia pensamientos sombríos. De otro lado, el Armadillo encarna un contrapeso moral, ya sea para bien o para mal en las acciones de Zero. Gracias a ambos personajes el cómic respira aires de cotidianidad y humanidad, además de juicios y reflexiones con las que, quizás, uno pueda empatizar.

En cuanto a Camille, es un personaje de personalidad aparentemente alegre, de quien solo se conocen escasas pistas sobre su muerte. Secco, amigo de breve aparición, ejerce de apoyo emocional. Asimismo, surgen demás actores intermitentes (conocidos o familiares directos de Zero), algunos expuestos de modo caricaturesco, sin ventilar sus identidades ni tormentos emocionales. Finalmente, amigos imaginarios que toman forma de referencias existentes o diseños originales.

El único bajón que le encuentro a la obra es que, si bien la historia principal tiene un mensaje cerrado, no parece tenerlo dentro de la realidad que experimenta el protagonista. Sin embargo, al ser una historia autobiográfica, quizá el autor intentó reflejar que, hasta el momento de su publicación, no superaba lo sucedido en vida real. O tal vez no supo darle un cierre hasta una siguiente obra, acerca de lo que pasó después: la adaptación live-action homónima de 2018, en la que el mismo Rech estuvo involucrado. O, por último, en la reinterpretación animada realizada por él mismo en colaboración con Netflix llamada Cortar por la línea de Puntos. No obstante, como obra individual, surge y queda la duda todavía después del final.

Respecto al arte, casi todo es caricaturesco. Resalta el estilo único, logrado al contraponer diversos diseños de expresiones, vestuarios y físicos en la apariencia de los personajes. Del mismo modo, aporta en valor el variopinto elenco de personajes de aspecto fantasioso. Sobresale igualmente el sombreado decente y la sobriedad en los detalles, lo cual aplica también a los fondos y construcciones. Un arte multifacético.

En conclusión, La profecía del armadillo es una obra muy recomendable, no solo por las divertidas ocurrencias del protagonista, sino por el extenso embalse de cuestiones y reflexiones en torno a lo trivial y sustancial de la vida. Es curioso lo agradable que resulta leer acerca de un sujeto que perdió una oportunidad, como todo el mundo.

Este cómic está disponible está disponible en muchas tiendas y librerías, tanto física como digitalmente.

Deja un comentario