Artes Plásticas Exposiciones Pintura

Exposición ‘Fernando “Coco” Bedoya: Artista en residencia 1977 – 2022’

Como parte de su programación de actividades artísticas el ICPNA Cultural presenta la exposición ‘Fernando “Coco” Bedoya: Artista en residencia 1977 – 2022’, bajo la curaduría de Max Hernández Calvo. La exposición se presentará hasta el 4 de junio en el Espacio Germán Krüger Espantoso del   ICPNA Miraflores (Av. Angamos Oeste 160, Miraflores). El horario de visitas es martes y miércoles de 10 a. m. a 6 p. m., y de jueves a sábado de 10 a.m. a 8 p.m., previa inscripción en el enlace cultural.icpna.edu.pe/visita-espacios-exposicion El ingreso se realiza mostrando el carnet de vacunación de manera física o virtual.

‘Fernando “Coco” Bedoya: Artista en residencia 1977 – 2022’, es una muestra que busca rastrear las preocupaciones estéticas, temáticas y conceptuales que Fernando Bedoya ha abordado desde los inicios de su carrera artística hasta la actualidad. Esta exposición, que abarca obra desde 1977 hasta 2022, da cuenta de la manera en que los intereses tempranos del artista se han mantenido presentes en su obra, reactivándose y reelaborándose de cara a los distintos contextos geográficos, sociales, artísticos, institucionales y políticos en los que el artista ha estado inserto, así como, sus diferentes “residencias” artísticas.

Fernando Bedoya es un artista de residencias, pero no en el sentido de un artista que se mueve constantemente entre aquellos espacios físicos y temporales de producción y vivienda que hoy en día son casi un paso obligado en el desarrollo profesional de todo artista, aunque cabe acotar que parte de la producción que se exhibe en esta muestra fue hecha en una residencia artística de Lima, sino porque Bedoya hace de sus contextos de actuación creativa una suerte de residencia artística, estancias para el intercambio, la producción y el aprendizaje compartidos con distintos interlocutores y colaboradores estéticos, políticos, poéticos, y discursivos con quienes desarrolla obras, proyectos, acciones, escritos, comunidades, saberes.

La producción artística reunida en esta muestra hace patente una clara preocupación por el lenguaje, articulada a un acercamiento a la imagen y a los signos convencionales, es decir que, busca trastocar sus sentidos y explotar sus ambigüedades, cargadas de un humor que puede ser simultáneamente sutil y corrosivo. Así, por ejemplo, muchas obras incluyen texto escrito (RaspaditasVereda que se estremeceel Rap del diccionario) o están hechas de texto (SiluetasMecenas).

Es así que, el interés por el lenguaje también resulta evidente en los juegos de palabras y las derivas semánticas que el artista activa a través de sus títulos de guiño mordaz: Coquito (clara alusión a su sobrenombre “Coco”), las Cocotologías (que remitiendo a su nombre también citan un texto de Miguel de Unamuno), La pasteleada (que evoca la palabra “coca” vía su alusión a la pasta básica de cocaína), el Malograu (una fusión verbal de malogrado y Grau), los irónicos anuncios de Mecenas publicados en El Comercio (con los nominales guiños alimentarios: me/cenas y el comer/cio), Es-tan-pillo (donde convergen las figuras de estampillas y el pillaje), entre otros.

En cuanto a las imágenes, Bedoya las altera, combina y transforma con ánimo de subvertir sus funciones comunicativas vía el desconcierto y/o el humor: reproduce, abstrae y altera emblemas como banderas y escudos (serie Emblemas), combina modelos históricos como huacos con logos como el de Coca-Cola (Trepanaciones), hace iconos de objetos cotidianos (Bolsas), superpone figuras arqueológicas como las líneas de Nazca sobre fotografías de sus acciones públicas (Mitos Solares, Mitos Lumínicos), crea pinturas abstractas de herencia modernista con asas estribos de tipo precolombino (Trueque), etc.

“Bedoya es un artista especialmente interesado en explorar las distintas posibilidades estéticas, formales y evocativas de sus imágenes, para ello recurre de manera sistemática a repeticiones, alteraciones de forma, permutaciones de color, inversiones especulares, o variaciones de escala. Las presentaciones de conjunto de sus series visibilizan ese aspecto de su práctica artística (ver Te rompo un cuadro en la cabeza, la serie de las Bolsas, o Secuestro). Pero Bedoya no solo despliega las posibles variaciones formales de cada serie, sino que conecta sus series y proyectos unos con otros: superpone, confronta, articula y cita sus distintas series. Dicho en otras palabras, Bedoya revisita sus trabajos retroalimentándolos entre sí, es todo ello que se podrá encontrar en esta exposición”, dijo Max Hernández Calvo, curador de la muestra.

Max Hernández Calvo

Es curador independiente, investigador y crítico de arte. Recibió la Beca Cisneros para curadores Latinoamericanos entre los años 2005 y 2007. De 2007 a 2009 fue director de Educación para la Dia Art Foundation en Nueva York y del 2009 al 2011 fue Investigador en temas de arte, creatividad y RSE en cultura para la Universidad de Málaga. En 2015 fue curador del Pabellón del Perú en la 56 Bienal de Venecia. Ha publicado diversos textos sobre arte y cultura contemporáneos en Perú, EE.UU. y Europa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: