Exposiciones Pintura

Canal Museal presenta exposición de Manuel Limay Incil

Este sábado 29 de octubre de 2022 a las 4 p.m. será inaugurada una nueva e impresionante exposición individual en la Sala 110 de Canal Museal, en Casa Fugaz (Jr. Constitución 250, Monumental Callao).

Se trata de ESTE MILAGRO NO ES MÍO. HECES FOTOSENSIBLES. Un proyecto rumiante de Manuel Limay Incil, propuesta que es el resultado de profundas y distintas experimentaciones fotográficas en las zonas campestres de Cajamarca.

 Manuel Limay Incil es pintor egresado de la Escuela Superior de Formación Artística Mario Urteaga de Cajamarca, Perú. Es promotor del Salón de Fotografía Analógica «La OTRA Luz» especializado en el rescate de técnicas fotográficas primigenias desde un enfoque contemporáneo.

Las primeras experimentaciones fotográficas de Manuel lo llevaron a especializarse en la clorotipia, es decir, en la impresión de imágenes sobre hojas vegetales, proyecto que denominó FOTOGRAFÍA VERDE.

Actualmente utiliza excremento de res como soporte para la impresión natural de fotografías. El excremento contiene restos de clorofila que ha sido foto-sensibilizada por la microbiota intestinal de la res. Esta técnica no utiliza aditivos químicos.

ESTE MILAGRO NO ES MÍO. HECES FOTOSENSIBLES es una exposición totalmente distinta donde la fe, el crimen y la carne conviven en una profunda reflexión sobre la problemática del feminicidio en el Perú.

Udilberto Vásquez Bautista, santo popular de profunda raíz en la cultura cajamarquina, encabeza este relato visual de intensa actualidad.

 

 

 

TEXTO DEL ARTISTA

 –ESTE MILAGRO NO ES MÍO–

El acto de rumiar hace referencia a la capacidad animal de regurgitar, es decir, devolver el alimento depositado en el estómago para remasticarlo repetidas veces con el fin de sustraer los nutrientes que beneficiarán su digestión.

Aquí se plantea al humano como un ser rumiante que extrae selectivamente lo que necesita del otro, es decir, lo que cree su cuerpo requerir con el fin de completarse día a día y mantenerse así en un estadio orgánico al centro de una estructura morfológica y espiritual totalmente idealizada.

Rumiar, es la búsqueda diaria por completarnos.

Esta exposición utiliza excremento de res, materia ya rumiada, ya extraída, que ya completó un cuerpo –rumiar lo rumiado– como un intento de entender las dependencias del organismo.

Las heces que aquí expongo contienen restos de clorofila que han sido fotosensibilizados por la microbiota intestinal de distintas reses. La clorofila se convierte en un acto de rumia, en un elemento básico para configurar y dar existencia a la memoria de otros cuerpos rumiados.

Este proceso fotográfico ahonda en cómo los cuerpos se rumian el uno al otro, cómo incompletos llegan a interrumpir la biología de otro cuerpo y que incluso, desde la concepción se rumia a sí mismo, llegando a quitarse la vida.

El proyecto revela fotografías de rumiantes y de sus víctimas, al interior de casos puntuales de feminicidios ocurridos en el territorio peruano.

Manuel Limay Incil

Artista y docente

Deja un comentario