Portal peruano de difusión cultural
diseno amor arcoiris
Literatura Reseñas Literarias

Reseña de “Amor arcoíris”, de Sofía Tudela

Por: Aarón Alva

Cada cierto tiempo es saludable renovar mitos o, en todo caso, reconstruirlos y adaptarlos al tiempo presente. Por supuesto, al hablar de mitos no nos referimos a leyendas fiscalizadoras de la moral, sino a historias que, a través de sus códigos y enigmas, revelan etapas de la vida humana. Desde los cuentos infantiles (aún sus versiones dulcificadas en el Siglo XX) hasta el monumental Ulises de James Joyce, cada entrega narrativa contiene una caja de aventuras conectadas a las preocupaciones y andanzas de su tiempo. Por supuesto, siempre y cuando el autor tenga el coraje irreverente de trastocar el núcleo de los mitos de antaño.

Amor Arcoíris, breve cuentario de Sofía Tudela, publicado por Estación La Cultura, subvierte la idea de un tipo de amor único, congelado en tiempos antiguos —el heterosexual—, y apuesta por uniones femeninas, cuya alianza lésbica intenta rebatir cualquier sintagma condenatorio, en busca de la pureza libre y sustancial. Los relatos reúnen elementos de cuentos de hadas —sapos que hablan, príncipes, bosques, niñas que miden cinco centímetros, una voz narradora que emite juicios, el arranque había una vez—, que decoran la propuesta de Tudela con el propósito de permutar aquella forma antigua y poderosa de embutir prejuicios a los niños: los mitos y leyendas. Cabe acotar que, en los últimos años, propuestas similares han inquietado el sagrario moral de algunos, justamente a raíz de esa inversión casi bíblica de los roles y formas de sentir establecidos. Sin embargo, la propuesta de la autora no descansa únicamente en la fácil trasposición de papeles o colores, sino que altera ideas de fondo.

Por ejemplo, en Amor de niñas, primer relato, vemos una clara alusión al cuento El rey sapo, texto recopilado por los Hermanos Grimm, con notable diferencia en las pretensiones del astuto anfibio. Si bien en el otrora cuento, el sapo cumple la función de mensajero de la aventura al ayudar a la pequeña en busca de su bola de oro, en la obra de Tudela procura quebrar la estabilidad del amor de las niñas y herirlas desde el principio de su lucha contra rancios prejuicios.

Algo similar ocurre en El príncipe que amaba, subversión del mito de Narciso. El príncipe es consciente de su desbordante belleza, la cual atrae a las mujeres sin que ellas se interesen en su ser interior. En vez de ahogarse en su hermosura, el joven la rechaza y, casi al igual que el antiguo Narciso, se lanza a las aguas del lago, no con el fin de apresar su reflejo, sino consciente del daño que este marcó en su vida. Al tocar el líquido es transformado en mujer gracias a la magia de la legendaria hechicera Morgana.

El beso mortal, cuento que cierra el libro, presenta una variación de la historia de Blanca nieves. En su paseo por el bosque, la joven protagonista se enamora de la estatua de una virgen, a la cual brinda caricias y señales de amor. Sin embargo, esto es observado por una vieja solterona y cucufata —variante de la bruja malvada—, que inyecta con veneno los labios de la virgen.

Aparte de ello, son muchas las referencias atávicas que Tudela emplea y trastoca en su obra, desde alusiones al catolicismo y misticismo de culturas anexas. No obstante, aún con su agilidad y atractivo, los relatos se sirven de una voz intrusiva, cuyo rol explicativo resulta innecesario y hasta agotado en la narrativa moderna. Nos referimos a los pasajes en cursiva, que si bien aluden a la voz introducida en el prólogo —la mística eremita quien narra las historias—, le inflige lentitud y un aire moralista al conjunto. Puede entenderse como el traspié de una narradora joven y primeriza, pero no deja ser un factor considerable, teniendo en cuenta la intención de, precisamente, romper con aquellos moldes viejos y cristalizados.


Descubre más desde Cuenta Artes

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde Cuenta Artes

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo