Portal peruano de difusión cultural
Novelas Reseñas Literarias

Reseña de “En agosto nos vemos”, de Gabriel García Márquez

Por: Aarón Alva

            Al anunciarse la publicación de En agosto nos vemos, novela póstuma de Gabriel García Márquez, el clima de sorpresa entre los lectores del buen Gabo, trajo más bien aires de duda y hasta cierto temor. Se sabía que el mismo «coronel» (apodo con que Vargas Llosa, Cortázar y Fuentes se referían al escritor colombiano) despreció la obra por considerarla inservible, y cuyo mejor destino era el fuego, sentencia confirmada por sus hijos.

A decir verdad, no hay mucho que decir sobre el texto. Por supuesto, es difícil y quizá atrevido juzgar como ineficiente una pieza del creador de Macondo, pero son visibles las razones de su, digamos, desánimo por exhibirla al mundo.   La historia va sobre Ana Magdalena Bach, una mujer casada y madre de dos hijos, que a mitad de sus cuarenta viaja cada agosto a una isla tropical, lejana de su hogar, con la promesa de visitar invariablemente la tumba de su madre. En una de esas travesías experimenta por primera vez la infidelidad, con un hombre a quien jamás vuelve a ver. Es así que, cada agosto, regresa al paraje caribeño y repite el acto con nuevos amantes. Entre idas y venidas se conoce la relación con su esposo, la vida un tanto dispersa de sus hijos, el quehacer diario. Y hacia el final, Ana Magdalena descubre el por qué su madre decidió ser enterrada en la isla, revelándose un paralelismo entre hija y progenitora. Todo ello como superficie del conflicto interno de la protagonista respecto al estancamiento de su vida interna.

Como argumento no es precisamente novedoso, pero sabemos que, en manos de genios, esto no es ningún problema, sino, por el contrario, una oportunidad para extraer oro donde solo parece haber cobre. Un ejemplo similar —y que recuerda en parte a la trama de En agosto nos vemos— es la mágica País de nieve, de Yasunari Kawabata, autor admirado por García Márquez. Es posible que el novel colombiano decidiera en sus últimos años homenajear nuevamente al escritor japonés, tal como lo había hecho con Memorias de mis putas tristes, texto basado en el cuento La casa de las bellas durmientes (Kawabata), relato también responsable del cuento El avión de la bella durmiente, aparecido entre los Doce cuentos peregrinos. Pero el problema con En agosto nos vemos, es que mucho de lo esencial ocurre de forma rápida y gratuita, sin aquella profundidad maravillosa y única de creaciones maestras como Cien años de soledad, o incluso de entregas cortas como la cándida Eréndira, entre otras. Por supuesto, queda todavía la prosa exquisita, esa sonoridad sublime y portentosamente natural del mejor Gabo, pero que ya en su última etapa presentaba también bajones. Era humano después de todo.

Ficha técnica:

En agosto nos vemos, de Gabriel García Márquez

Editorial: Random House

137 páginas

Tapa dura


Descubre más desde Cuenta Artes

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Descubre más desde Cuenta Artes

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo